Hiperstición o cómo invertir una fabulación. Sobre las FakeNews

Alba Lobera para TRICLab

Lejos de ser un concepto abstracto, las #RedesSociales y la propia #Internet alimentan la difusión de #bulos y #FakeNews

La superstición no sólo tiene que ver con mantener una creencia contraria a lo que dictamina la razón, sino que también consiste en tener una desmedida valoración respecto de algo, conocido como “Superstición de la ciencia”. O al menos así es considerado de la manera tradicional y clásica. Pero los tiempos cambian vertiginosamente, y eso lo afirman expertos como Juan José Sánchez-Oro, historiador, quien nos facilita el término Hiperstición, el cual engloba lo extremo de la situación; de ahí el prefijo híper en vez de súper.

Las #FakeNews entran en juego en esta hiperstición, pues no son más que un producto pseudo periodístico difundido a través de portales de noticias, con el único fin de desprestigiar o enaltecer una entidad, un personaje público o un suceso. Y lo más importante: las #FakeNews son el arma perfecta para influenciar en el comportamiento de la población. Y esto lo podemos ver en momentos clave de la historia, como por ejemplo la creencia de que en el 2012 iba a ser el fin del mundo y la gente debía prepararse para un apocalipsis zombie, algo para lo que se preparó muy bien Reino Unido.

Las #FakeNews son el arma perfecta para influenciar en el comportamiento de la población

Sin embargo, la difusión de este tipo de noticias falsas, aunque sea de orígenes remotos, nunca había tenido tanto protagonismo como el acometido estos últimos años, debido al impacto que causan las #RRSS con su rápido poder de divulgación y el efecto #bulo que promueve el compartir temáticas de boca en boca.

Lo que comenzó siendo una sátira con un fin lúdico se ha convertido en un peligro que puede confundir a cualquiera, bien sea un #NativoDigital acostumbrado a desenvolverse en chats y foros o un gran medio de #Comunicacion con numerosos años de experiencia a las espaldas.

 

Noticias falsas

Con noticias como Un estudio confirma que a la verdura también le dan asco los niños lo primero que nos viene a la mente es carcajearnos y compartirlo con nuestras amistades pero, ¿qué sucede cuando se filtra una noticia como la de La oposición muestra documentos que acreditan que Cristina Cifuentes ha dimitido? Algo tentador que haría a cualquier periodista dar saltos de alegría.

No sólo es una información morbosa para el público, sino que sucesos así como el extraño caso de la caja B y un tal M. Rajoy han puesto a cierto partido político en el punto de mira, ya que escándalos así son considerados impensables en responsables de un Gobierno.

Las noticias falsas se difunden más y más rápido que las verdaderas, o al menos así lo asegura una investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), publicada en la revista Science, que ha analizado 126.000 noticias en desde 2006 hasta 2017, ¡y los causantes de ello son las personas, no los #bots!

En lo que respecta a la UE la solución que se ha impartido para combatir este tipo de problemas no irradia demasiada sensatez: se ha renunciado a legislar contra las #FakeNews.

Nadie está exento de equivocarse, pero cuando se realizan acusaciones hacia un personaje público o una asociación, como lo que sucedió con el fenómeno #PizzaGateReals (explicado en el vídeo anterior), que de complicarse más, pudo haber causado heridos.

Pero ¿cómo podemos detectar que una noticia es falsa?

  1. En primer lugar podemos acudir a páginas de verificación: Existen webs en activo que se dedican sistemáticamente al desmentido y la verificación de noticias que circulan en la red. En España la más importante es Miniver (Ministerio de la Verdad). A nivel internacional una de las páginas de verificación más importante es FactCheck .
  2. ¿Cuál es la fuente original de la noticia? Fijarse en la URL es una buena manera de detectar el contenido falso, ya que imitan la dirección de páginas reales para disfrazar las mentiras.
  3. La fecha de publicación del contenido: Las noticias reales se producen en una hora cercana a los hechos, mientras que muchas noticias falsas son escritas días después de lo ocurrido, u horas antes de que se dé la situación.
  4. Observar el titular de la noticia: la mayoría de las #FakeNews tiene signos de exclamación entre las palabras, faltas ortográficas o errores gramaticales.

No obstante, en según qué situaciones, estas advertencias no son suficientes. A veces para engañar al usuario no hace falta elaborar una noticia entera; en ocasiones produce mucha más confusión una fotografía manipulada de un evento concreto.
Para desenmascararlo existen páginas que permiten analizar fotografías, que averiguan si han pasado por photoshop u otras aplicaciones, como Izitru. Si nuestras dudas vienen a raíz de un vídeo, podemos acudir a la página Citizen Evenidence Lab.

En este terreno cibernético donde las tendencias caducan al segundo parece que los #internautas tenemos prohibido parar en medio de esta vorágine que late en la corriente #digital @oficial_cmv @TRICLab #FakeNews

Realizar búsquedas inversas de imágenes en Google nos puede ayudar a determinar si una fotografía ha sido reciclada de alguna noticia o sacada de contexto. Por otro lado, TinEye es una conocida alternativa a Google Imágenes para realizar búsquedas inversas. La gran ventaja que tiene es que es capaz de detectar los montajes de Photoshop que se han hecho a partir de una misma imagen y mostrarte los resultados más cambiados respecto a la foto original.

Ahora más que nunca, en este terreno #cibernetico donde las tendencias caducan al segundo parece que los #internautas tenemos prohibido parar en medio de esta vorágine que late en la corriente #digital.

No es necesario que la vida vaya tan deprisa, y tampoco es pecaminoso invertir parte de nuestro tiempo en cerciorarnos de si lo difundido, si nuestras palabras, son reales.

2018-11-06T08:57:21+00:00

About the Author:

Doctora en Comunicación (Programa de Doctorado Interuniversitario en Comunicación, de las universidades de Málaga, Sevilla, Huelva y Cádiz) Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la universidad de Zaragoza. Coordinadora territorial de la Asociación de Marketing de España para Aragón desde el año 2014. Como profesora asociada, actualmente imparte docencia en el grado de Periodismo UNIZAR.

Leave A Comment